ES
|
EN

Parque Hídrico La Quebradora

2014
Ubicación: Iztapalapa, Ciudad de México
Estatus: Proyecto

La Cuenca de México se encuentra en una situación paradójica de estrés hídrico y exceso de agua pluvial, misma que se presenta año con año causando graves problemas tanto al entorno urbano y natural como a sus habitantes. Esta realidad es fácilmente perceptible en el territorio de la Delegación Iztapalapa, la más poblada de la Ciudad de México y también la que concentra el mayor número de personas en pobreza. Debido a su situación geográfica que abarca parte de la Sierra Santa Catarina y una buena porción de lo que fue el Lago de Texcoco, la entidad ha padecido inundaciones y falta de agua históricamente. Sin embargo, existen posibilidades hacer intervenciones pequeñas pero de gran impacto como el Parque Hídrico La Quebradora, capaces de resolver buena parte de la problemática a la que se enfrenta esta demarcación. En el año 2013 el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM por solicitud de la Delegación Iztapalapa, realizó un diagnóstico sobre la situación hídrica de dicha entidad en base al cual se desarrolló el proyecto Acupunturas Hidrourbanas Iztapalapa. Este proyecto identificó diversos sitios dentro de la Delegación aptos para poner en marcha proyectos de acupuntura con la finalidad de generar un mejor manejo del agua a partir del diseño urbano y del entendimiento del paisaje como una infraestructura. Además se definieron una serie de estrategias idóneas a desarrollar en dichos lugares mismas que se podrían implementar en grupo al complementarse unas con otras. En el marco antes descrito surge el Parque Hídrico Quebradora como la primer " "propuesta de una Acupuntura Hidrourbana. Este proyecto se localiza en el predio denominado “La Quebradora,” en las faldas de la sierra Sta. Catarina. Actualmente funciona como un pozo de absorción a cielo abierto pero que, sin tener otro propósito, se ha convertido en tierra de nadie, generador de inseguridad y causante de separación entre las colonias circundantes. Aunque gracias a la función infiltradora del suelo del predio se han evitado muchas inundaciones en Calz. Ermita Iztapalpa, poca gente reconoce esta cualidad y más bien se preocupan por la problemática social que aquí se genera. La propuesta del equipo del IIS UNAM, coordinado por el Dr. Manuel Perló Cohen y la Arq. Loreta Castro Reguera Mancera, consiste en convertir la capacidad de infiltración del predio en un hito de buen manejo del agua. Para lograr esto se propone un proyecto que actúa en diferentes niveles que dan solución a gran parte de los problemas generados en la zona: nivel infraestructura a través de la creación de tres espacios de captación, infiltración y almacenamiento de agua pluvial; nivel parque, implementando un espacio público para una población de aproximadamente 35,000 personas que generará espacios seguros y actividades para disminuir la delincuencia juvenil; nivel ciudad al favorecer la movilidad no motorizada hacia las principales vías de comunicación a través del parque; nivel divulgación al instituir un Centro Experimental de Divulgación y Estudios del Agua (CEDE Agua) y nivel mirador al favorecer un punto desde el cual sean perceptibles todas estas acciones. A través de las acciones descritas anteriormente será posible ver el alcance que un proyecto de acupuntura puede generar en la ciudad. Estas estrategias puntuales pero de gran impacto hacen posible una gestión del agua sustentable dentro de la Cuenca de México. Nos encontramos frente a una de las pocas posibilidades que existen para empezar a actuar a favor de la sustentabilidad hídrica de la Ciudad de México.