ES
|
EN

Tlaltenco: Infraestructura Hídrica Cultural































 






RESUMEN

Tlaltenco, Infraestructura Hídrica Cultural ofrece una estrategia para generar una tipología programática y tangible en la frontera entre la zona urbana y el paisaje productivo tradicional que queda de la Ciudad de México. A través de una infraestructura hidrico-cultural el proyecto establece los primeros esfuerzos hacia un sistema sostenible en materia de agua para la megalópolis, buscando generar ciclos cerrados de agua. La propuesta favorece la protección de los ecosistemas circundantes como sería la zona chinampera de Xochimilco y Tláhuac proponiendo así una solución replicable para garantizar la subsistencia de la ciudad.

 

CONCEPTUALIZACIÓN DE PROYECTO

La Ciudad de México, una de las más grandes megalópolis del mundo, se ha extendido durante los últimos cuatro siglos sobre un antiguo sistema de cinco lagos. El extensivo crecimiento de la ciudad ha descuidado el paisaje y olvidado su origen como un asentamiento sobre el lecho de 5 lagos desecados provocando de esta manera uno de sus principales riesgos.

Tlaltenco, Infraestructura Hídrica Cultural es un enfoque innovador respecto a la recuperación de la tierra y el uso del agua. Establece una estrategia de intervención a lo largo de la frontera urbana-rural de la ciudad: una señal de progreso en la gestión de la tierra y el agua, junto con el crecimiento urbano. El proyecto apuesta por la calidad del medio ambiente a través del tratamiento de aguas residuales, captación pluvial, y la capacidad de mitigar el riesgo de inundaciones. El sitio se convierte en la herramienta a través del cual se llevan a cabo éstas estrategias, convirtiéndolo  en un humedal para la producción de agua en una ciudad que sufre escasez. Lo que hoy es un suelo contaminado y estéril recuperará su carácter y será adecuada para la agricultura.

Tlaltenco mejorará la condicion de vida de los habitantes de Tláhuac así como la promoción de las normas éticas y la equidad social mediante la unificación de la tierra y el impulso de las actividades productivas enfocadas a ser un beneficio tanto para los propietarios de tierras como para los ciudadanos. Su impacto a escala metropolitana será mediante el apoyo a la educación y la cultura proporcionando servicios a nivel ciudad a través de la estación de metro Tlaltenco. En cuanto a la escala regional, promueve la recreación a través de las instalaciones deportivas y senderos didácticos. Se conecta el Barrio La Conchita, con el metro a través del eje principal, dotando accesibilidad a los vecinos para el uso y disfrute de los cinco subsistemas. A nivel local, los ejidatarios pasarán a formar parte de un fideicomiso que garantice su propiedad. El objetivo es que los ejidatarios sean parte en el desarrollo de una identidad reforzada para Tláhuac. Tlaltenco busca favorecer el desempeño económico de los ejidatarios de la región que recuperan el paisaje productivo y se convierten en proveedores de servicios urbanos. El proyecto se convertirá en un icono de prosperidad para Tláhuac; las tierras agrícolas se alquilarán para la producción, mientras que el sistema de humedales generará su agua de riego.

Los servicios urbanos e instalaciones deportivas apoyarán el mantenimiento del parque, lo que demuestra una alta compatibilidad entre el espacio público como infraestructura y las necesidades de la ciudad. El genius loci está determinada por la relación entre la ciudad, el paisaje y la arquitectura. La estética se expresa a través de la agricultura y la trama urbana histórica. Se convertirá en la primera infraestructura de tratamiento de aguas residuales y pluviales sentando el precedente de un tejido entre la ciudad y el paisaje tradicional para recuperar así la correcta gestión hídrica en la cuenca de México. El objetivo del proyecto es una ciudad sensible al agua.



DETALLES

Superficie                     1,280,000 m2
Área construida                 33,980 m2
Porcentaje de ocupación            2.65%
Área no construida                  97.34%
























Proyecto desarrollado en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México de 2012 a 2013 por:

Taller Hídrico Urbano

integrado por:

Coordinación

Loreta Castro Reguera
Yvonne Labiaga Peschard

Asesor de urbanismo
Armando Oliver Suinaga

Asesora de arquitectura de paisaje
Gabriela Wiener Castillo
 

Diseño Arquitectónico

Alberto Bolaños Casarín
Jose Cabrera Peña
Nadyeli Quiroz Radaelli
Andrea Ramirez Becerra
Santiago Siller Pacheco
Catalina Vega de la Mora